Materiales necesarios para jugar a Bubble Football

El bubble football como su nombre indica es una modalidad novedosa del deporte conocido a nivel mundial como es el futbol. Al ser tan similar a él se puede practicar tanto en pista de fútbol sala como en césped. Siempre vigilando que sea un espacio totalmente habilitado y válido para la práctica del mismo sin poner en riesgo en ningún momento la integridad de los jugadores o el deterioro del material utilizado.

El fútbol burbuja surgió en el año 2011 en una televisión Noruega y su expansión a nivel internacional ya no conoce ni fronteras ni límites. Sólo unos cuantos elementos lo componen y son: Una pista de juego, un balón y una burbuja para cada jugador. Del resto sólo depende de los equipos y las ganas que tengan de pasarlo bien y disfrutar.

Para poder jugar al Bubble Football se requiere de los siguientes materiales:

ropa-deporte
 

ROPA DEPORTIVA Y CALZADO CÓMODO

Esto es fundamental porque quienes lo prueban pueden asegurar que, además de ser una experiencia increíble, es una actividad muy física ya que cualquier movimiento implica un esfuerzo para levantar y mover la burbuja y un trabajo abdominal de consideración.

bubble
 

BUBBLE BALL

Se os dará a cada jugador una Bubble que se adaptará a vuestra estatura. Siendo el tamaño máximo de 2 metros de la esfera. Tened en cuenta que su peso puede oscilar entre los 10 y 15 kgs.

rodilleras
 

RODILLERAS

Unas rodilleras para amortiguar los posibles golpes y garantizar con ellas la seguridad y fiabilidad de ser un deporte totalmente libre de riesgos.

peto

PETO DE COLORES

Un peto de colores para identificar a ambos bandos y evitar confusiones en el terreno de juego.

balon-futbol

BALÓN DE FÚTBOL

Y como en cualquier partido el balón de fútbol que podrá ser normal o de fútbol sala eso ya queda a vuestra elección.

silbato

ÁRBITRO

El árbitro que dirigirá el encuentro y controlará que todo funcione de la manera más adecuada.

Como última recomendación deciros que al cabo de unos minutos de estar dentro de la burbuja la sensación inicial de “ahogo” desaparece por completo. En la mayoría de los casos ni aparece. La cuestión es divertirse junto al resto de vuestros compañeros. Los mejores y más memorables momentos se producen cuando los jugadores chocan entre sí cuando intentan hacerse con el control del balón. Es muy probable que lleguéis a hacer volteretas gracias a la inercia de los movimientos. La altura mínima para poder jugar es de 150 cms.

Recordad, los materiales son:

  • Bubbles (Número de burbujas en función del tipo de servicio que se haya contratado): Las bubble son todas semi-transparentes. Disponemos de dos tamaños diferentes para adaptarnos a las estaturas de los jugadores (la altura mínima para poder participar es de 1 metro) Todas las bubbles van provista de un arnés a modo de mochila para sujetar la bubble al cuerpo de modo que no haya peligro de que se escape. También llevan unas agarraderas para las manos en la parte frontal, que proporcionan un mayor control de la bubble al jugador, así podrá correr y rebotar sin peligro alguno.
  • Petos: para identificar los diferentes equipos.
  • Balones: Habrá balones de futbol que garantizan que la actividad no se detenga en ningún momento.
  • Rodilleras: En los campos de fútbol indoor que se jugará sobre parqut o pista sintética, proporcionaremos rodilleras para evitar posibles rascadas.
  • Música: Para que el juego sea aún más divertido habrá música de fondo. Nunca se sabe si al final del partido los jugadores se pueden animar y hacer el baile de la victoria o el de la derrota, o simplemente para deleitar a los posibles espectadores.
  • Árbitro: Siempre habrá un monitor ejerciendo como árbitro del partido, cuidando que este se desarrolle con total seguridad y amenizar el ambiente.